El Tramposo Vapor de Segunda Mano de los Cigarrillos Electrónicos

Los cigarrillos electrónicos y los dispositivos para vapear están recibiendo mucha atención, particularmente por su creciente popularidad entre la juventud. La investigación que demuestra que estos productos son dañinos y altamente adictivos va en aumento. Pero hay otro aspecto peligroso de los cigarrillos electrónicos que merece la atención de las personas que se encuentran a su alrededor – las partículas ultrafinas que los usuarios inhalan y exhalan al vapear, exponiéndose a sí mismos, a los que los rodean y al medioambiente a materiales dañinos.1

A pesar de lo que los fabricantes de los cigarrillos electrónicos quisieran que creyéramos acerca de la posibilidad de que el vapor de segunda mano sea o no dañino, estos productos NO emiten un vapor de agua inofensivo. Es, en realidad, un aerosol compuesto de una combinación de químicos peligrosos.2 Al menos 10 químicos identificados en el aerosol de los cigarrillos electrónicos se encuentran en la lista de carcinógenos y toxinas para el sistema reproductivo de la Propuesta 65 del Estado de California.3 Según el Cirujano General de los Estados Unidos (U.S. Surgeon General), el aerosol de los cigarrillos podría exponer a terceras personas a sustancias dañinas, incluyendo:

  • nicotina,
  • metales pesados,
  • compuestos orgánicos volátiles, y
  • partículas ultrafinas que pueden ser inhaladas profundamente por los pulmones.3

La exposición a las partículas finas y ultrafinas podría exacerbar las enfermedades respiratorias, tales como el asma4 y se sabe que tienen un impacto negativo inmediato en el sistema cardiovascular.5 También se sabe que el uso de los cigarrillos electrónicos contrae las arterias, lo cual puede ocasionar ataques cardiacos.6

No sólo eso, la investigación está demostrando que las versiones más recientes de los cigarrillos electrónicos y dispositivos para vapear producen aún más partículas ultrafinas que los modelos anteriores.7

Los padres de los adolescentes deben saber que el Cirujano General de los Estados Unidos ha identificado el uso de los cigarrillos electrónicos entre los adolescentes como una epidemia. El uso de los cigarrillos electrónicos entre los adolescentes aumentó en un 78% el año pasado, con uno de cada cuatro estudiantes de nivel bachillerato utilizando estos productos, los cuáles contienen nicotina, un químico altamente adictivo.8 Aunque tu hijo adolescente no esté vapeando, podría estar respirando el aerosol que alguien que sí vapea está exhalando, poniendo en riesgo su salud.9

Toma los pasos necesarios para respirar aire limpio. Implementa reglas libres de tabaco, incluyendo cigarrillos electrónicos, en tu hogar y en tu vehículo. Aprende más acerca de cómo proteger a tu familia de los cigarrillos electrónicos.

Compartir este Artículo