Los Efectos de la Nicotina en el Cerebro de los Adolescentes

Compartir

social-mail Facebook Icon social-twitter

Las tácticas de mercadeo predatorias e insidiosas dirigidas a la juventud por parte de la industria del tabaco, parecen no tener fin a medida que la industria sigue lanzando y promoviendo productos de tabaco con sabores que apelan y le son atractivas a los jóvenes. Los sabores, tales como: mango, menta, fresa y vainilla, enmascaran el mal sabor del tabaco y la presencia de la nicotina, un químico que se sabe, es tan adictivo como la heroína.1 Que estos productos sean del agrado de los adolescentes y los adultos jóvenes es especialmente peligroso, ya que no comprenden del todo los daños a la salud que estos productos ocasionan.

La nicotina es tóxica para los cerebros en desarrollo de los adolescentes ya que ellos son más susceptibles tanto al carácter adictivo como al efecto dañino que produce la nicotina.2 En términos sencillos, la nicotina es veneno para el cerebro de los jóvenes.

Ya que el desarrollo del cerebro continua hasta alrededor de los 25 años de edad, la nicotina puede tener un impacto negativo tanto en los adolescentes como en los adultos jóvenes. La realidad es que la nicotina modifica la actividad a nivel celular en el cerebro de los adolescentes3 en las áreas del cerebro que se encargan de la atención, el aprendizaje y la memoria.4

Adicionalmente, puede aumentar la ansiedad,5 los altibajos emocionales,6 la irritabilidad7 y la impulsividad,8 que ya son comunes y desafiantes durante la adolescencia. En tanto que estos efectos serían dañinos para cualquiera, son especialmente perjudiciales para la juventud que todavía está aprendiendo y desarrollando sus hábitos.

Mientras que algunas de estas conductas podrían relacionarse con las fases de la adolescencia, los cambios inducidos por la nicotina durante la adolescencia pueden ser permanentes.9 El daño ocasionado por la nicotina puede conducir a efectos de largo plazo en la capacidad de tomar decisiones2 y también puede aumentar el riesgo de adicción a otras sustancias en los adolescentes.10

La nicotina no tiene nada de bueno. Visita www.flavorshookkids.org/es para aprender más acerca de los daños ocasionados por la nicotina.

Referencias renameme

  1. Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (U.S. Department of Health and Human Services). Las consecuencias del tabaquismo en la salud: la adicción a la nicotina, Un informe del Cirujano General, The Health Consequences of Smoking: Nicotine Addiction A Report of the Surgeon General. Atlanta, GA: Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (Department of Health and Human Services), Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC), Centro para la promoción de la salud y la educación (Center for Health Promotion and Education), Oficina de tabaquismo y salud (Office on Smoking and Health, OSH), 1988.
  2. Goriounova NA, Mansvelder HD. Artículo: Consecuencias a corto y largo plazo de la exposición a la nicotina durante la adolescencia para la función neuronal de la red de la corteza prefrontal, Short- and long-term consequences of nicotine exposure during adolescence for prefrontal cortex neuronal network function (en inglés). Cold Spring Harb Perspect Med. 2012;2(12):a012120. Publicado el 1º de diciembre de 2012.
  3. Benowitz NL. Artículo: Adicción a la nicotina, Nicotine addiction (en inglés). N Engl J Med. 2010;362(24):2295–2303. doi:10.1056/NEJMra0809890.
  4. El Cirujano General de EEUU, U.S. Surgeon General. Informe del Cirujano General acerca del uso de los cigarrillos electrónicos entre los jóvenes, Surgeon General’s Advisory on E-cigarette Use Among Youth (en inglés). e-cigarettes.surgeongeneral.gov. 2018.
  5. Kutlu MG, Gould TJ. Artículo: Efectos de la nicotina en el temor y la ansiedad: Implicaciones para los trastornos de aprendizaje y ansiedad, Nicotine modulation of fear memories and anxiety: Implications for learning and anxiety disorders (en inglés). Biochem Pharmacol. 2015;97(4):498–511. doi:10.1016/j.bcp.2015.07.029.
  6. Etter JK, Ussher M, Hughes JR. Una investigación acerca de nuevos síntomas abstinencia del tabaco, A test of proposed new tobacco withdrawal symptoms (en inglés). Addiction. 2013;108(1):50-59. doi: 10.1111/j.1360-0443.2012.03981.x.
  7. Hughes JR. Efectos de la abstinencia del tabaco: síntomas válidos y curso al paso del tiempo, Effects of abstinence from tobacco: Valid symptoms and time course (en inglés). Nicotine Tob Res. 2007;9(3):315-327. DOI: 10.1080/14622200701188919.
  8. Froeliger B, Modlin LA, Kozink RV, et al. Artículo: La activación de la red atencional frontoparietal es distinta entre fumadores y no fumadores durante la cognición afectiva, Frontoparietal attentional network activation differs between smokers and nonsmokers during affective cognition (en inglés). Psychiatry Res. 2012;211(1):57–63. doi:10.1016/j.pscychresns.2012.05.002.
  9. Yuan M, Cross SJ, Loughlin SE, Leslie FM. Artículo: La nicotina y el cerebro adolescente, Nicotine and the adolescent brain (en inglés). J Physiol. 2015;593(16):3397–3412. doi:10.1113/JP270492.
  10. Instituto Nacional Sobre el Abuso de la Drogas (National Institute on Drug Abuse, NIDA, por sus siglas en inglés). Cigarrillos electrónicos (cigarrillos-e), Electronic Cigarettes (e-cigarettes) (en inglés). drugabuse.gov. Revisado en junio de 2018. Consultado el 10 de abril de 2019.