Hay Más Humo De Segunda Mano De A Tu Alrededor De Lo Que Piensas

A estas alturas, todos sabemos que el humo de segunda mano de los cigarrillos es dañino y es la causa de alrededor de 4,000 muertes entre californianos cada año.1 Pero lo que los californianos también necesitan saber es que probablemente estén rodeados por más humo de segunda mano de lo que piensan.

California cuenta con leyes estatales firmes que prohíben fumar en una gran variedad de lugares, y estas leyes aplican a los cigarrillos, puros, puros delgados, cigarrillos electrónicos, marihuana y hookah. Debido a estas leyes estatales, la gran mayoría de los espacios interiores están protegidos, incluyendo los edificios públicos y privados, edificios de gobierno, restaurantes, bares, centros de compras y cines, de manera que los californianos pueden trabajar, divertirse y descansar sin estar expuestos a los químicos tóxicos del humo de segunda mano. Sin embargo, debido a que las tribus de nativos americanos son entidades soberanas, sus tierras no están cubiertas por las leyes estatales que prohíben fumar en interiores. Muchos casinos tribales han adoptado políticas libres de humo que limitan los espacios en donde se permite fumar. Pero los espacios exteriores pueden presentar un mayor obstáculo. Una encuesta encontró que los lugares más comunes donde los californianos son expuestos a cualquier tipo de humo de segunda mano son ¡las banquetas/aceras, los centros comerciales y los lugares de trabajo!2 Esto demuestra lo difícil que puede ser eliminar el humo de segunda mano en todos los lugares públicos, a pesar de la cantidad de leyes tanto estatales como locales que prohíben el uso del tabaco en muchos espacios públicos y en exteriores. Uno de los sitios más difíciles de proteger son los accesos y las áreas de servicio al público, lo cual incluye las filas para los cajeros automáticos (ATMs), las filas para el transporte público, los puestos de taxis y las filas de boletaje. Estos son espacios compartidos, utilizados por una multitud de personas diariamente, quienes deberían de poder hacerlo sin preocuparse por la exposición al humo de segunda mano.

Y ahora, estos lugares junto con muchos otros, pueden incluso tener más humo de segunda mano a su alrededor. Esto se debe a dos nuevas fuentes. La primera es el aumento en años recientes de los cigarrillos electrónicos y dispositivos para vapear. Una cantidad creciente de investigación demuestra que estos dispositivos, que calientan un líquido, también son dañinos, principalmente para la juventud y los adultos jóvenes. Lo que es más, podrían también representar un riesgo para aquellos en su alrededor. El Cirujano General de los Estados Unidos ha concluido que las emisiones de segunda mano de los cigarrillos electrónicos NO se componen de un vapor de agua inofensivo, sino de un aerosol que contiene una mezcla de químicos peligrosos, incluyendo metales pesados.3

Segundo, el uso de la marihuana se ha vuelto cada vez más común desde su legalización en noviembre del 2016, exponiendo a más californianos al humo de segunda mano de la marihuana en áreas públicas y privadas. Es un hecho que el humo de segunda mano de la marihuana contiene cantidades significativamente mayores de algunos químicos tóxicos como el alquitrán o brea y el amoniaco y más del doble de la cantidad de cianuro de hidrógeno, un químico extremadamente venenoso.4

Lo importante es recordar que se debe evitar TODO el humo de segunda mano, sin importar de dónde venga. Para saber qué está haciendo tú ciudad para protegerte del humo de segunda mano tóxico, visita:
https://tobaccofreeca.com/es/humo-de-segunda-mano/

Compartir este Artículo