Pantalla de humo

12 de marzo 2020

La industria del tabaco ha utilizado durante mucho tiempo a las películas para cautivarnos con imágenes glamorosas de personas fumando. Históricamente, la industria gastó millones para que los héroes y los sex symbols en pantalla fumen cigarrillos de sus marcas. Por ejemplo, Philip Morris pagó $42,000 para que su marca Marlboro se mostrara en Superman II (Warner Brothers, 1980),1 y pagó $350,000 para que una de sus nuevas marcas, Lark, se fumase y que la caja se usara como el arma secreta en James Bond: licencia para matar (MGM Studios, 1989).2

Y si bien en 1998 se prohibió a la industria del tabaco pagar para que los cigarrillos se muestren en las películas, el consumo de cigarrillos en las películas aumentó. De hecho, tan solo dos años después de la prohibición, el consumo de cigarrillos en películas clasificadas para jóvenes aumentó un 50 por ciento.3

Una clasificación R para las películas que muestren personas fumando:3

  • Reduciría a la mitad los niños expuestos al consumo de cigarrillos en películas.
  • Evitaría que casi 200,000 adolescentes comiencen a fumar por año.
  • Evitaría más de 50,000 muertes por tabaco por año en las próximas décadas.

En 2002, el 68.5 por ciento de las películas con clasificación para jóvenes (G, PG, PG-13) incluía personas fumando y el 83 por ciento de las películas con clasificación R también las mostraba. Un estudio publicado en 2003 por la Facultad de Medicina de Dartmouth reveló que más del 52 por ciento de los adolescentes que comienza a fumar lo atribuye a haberlo visto en películas.4

Las películas son mejores que cualquier comercial televisivo o en revistas porque la audiencia no está totalmente consciente de la participación de patrocinantes

-Agencia de Relaciones Públicas Hollywoodense, 19725

En 2007, la Academia Nacional de Ciencias y el Instituto de Medicina, después de revisar evidencia científica, recomendó que se transmitieran anuncios antitabaco antes de las películas que incluían personas fumando. Su conclusión fue: “El mayor riesgo de comenzar a fumar como resultado de ser expuesto a personas fumando en películas se puede reducir mediante anuncios antitabaco”.6

En 2008, el Departamento de Salud Pública de California se asoció con seis estudios cinematográficos importantes para incluir los comerciales televisivos antitabaco de California en millones de DVD de películas con clasificación G, PG o PG-13 que mostraban consumo de tabaco. Desde que se realizó el acuerdo, los anuncios se incluyeron en DVD de más de 80 películas, con más de 115 millones de copias vendidas.

Referencias renameme

  1. Legacy Tobacco Documents Library. Letter: Superman II - The Movie. Written by Spengler, P., Philip Morris. October 18, 1979
  2. Legacy Tobacco Documents Library. Letter: Explanation of Agreement to Congressman Thomas Luken. Written by Wilson, M., producer of James Bond: License to Kill. July 19,1989.
  3. Smoke-Free Movies, UCSF Center for Tobacco Control Research and Education.
  4. Dalton, M., et al. "Effect of Viewing Smoking in Movies on Adolescent Smoking Initiation: a Cohort Study." The Lancet, 2003.
  5. Smoke-Free Movies, UCSF Center for Tobacco Control Research and Education.
  6. Institute of Medicine. 2007. Ending the Tobacco Problem: A Blueprint for the Nation. Washington, DC: The National Academies Press.