La Industria del Tabaco Tiene un Menu para Jóvenes

Se habla mucho acerca de los productos de tabaco con sabor – se han convertido en una de las mayores preocupaciones de salud en California. Aquí están cuatro de las razones por las cuales los productos de tabaco con sabor son tan preocupantes.

Los sabores hacen que sea más fácil empezar a usar tabaco y más difícil dejar de usarlo.

Los sabores son una tentación porque saben bien y hacen que el humo del tabaco sea menos áspero y más fácil de inhalar. Por ejemplo, el mentol, con su sabor fresco, a menta, enmascara el mal sabor del tabaco y lo hace más fácil de fumar.1

Pero es posible que el mentol haga que los cigarros sean más’ adictivos.2 Las personas que fuman cigarros mentolados son menos propensas a dejar de fumar que otros fumadores. Y ahora, hay miles de sabores para los cigarrillos electrónicos y la hookah – los líquidos para vapear y las shishas vienen en muchos sabores de caramelo y fruta como chicle, ‘unicorn poop’, algodón de azúcar y manzana.3

Los productos de tabaco con sabor son atractivos para los niños.

Cuatro de cada cinco adolescentes que usan tabaco comienzan con productos con sabores,4 que son tentadores para los jóvenes porque vienen en empaques coloridos que los hace parecer inofensivos.5 Hay mucha gente joven que cree que los sabores hacen que el tabaco y fumar sean más seguros. Los sabores y el mentol podrán restarle la sensación de aspereza al fumar, pero no lo hacen más seguro. El tabaco con sabores es tan peligroso y adictivo como el tabaco sin saborizantes.6

Los cigarrillos electrónicos contienen nicotina que es dañina para los niños.

La industria del tabaco se ha empeñado en representar a la nicotina como inofensiva y algo que no debe preocupar a los padres de familia. Además de hacer que los productos del tabaco sean adictivos, la nicotina es una neurotoxina peligrosa que alguna vez fue utilizada como insecticida.7 La nicotina es especialmente peligrosa para la juventud – puede dañar al cerebro adolescente de forma permanente,8 interfiriendo con el desarrollo cognitivo y el control de los impulsos.9 O simplemente puede hacer que alguien se sienta enfermo o “nic sick” (enfermedad o envenenamiento por nicotina) que puede incluir nausea, vómito, un aumento en la presión arterial, dolor abdominal, frecuencia cardiaca anormal, fatiga extrema, mareo, dolor de cabeza y alteraciones de la audición y la vista.10

Hay muchos tipos de productos de tabaco con sabores.

A continuación, algunos ejemplos y los riesgos que presentan.

  • Los cigarrillos electrónicos (cigarrillos-e) contienen nicotina y sustancias químicas que se sabe causan cáncer y producen vapor que puede dañar a los pulmones.11
  • El humo del puro y del puro delgado contiene varios de los mismos químicos que causan cáncer que el humo del cigarro y puede ser aún más tóxico.12
  • El tabaco sin humo incluye el tabaco para mascar, el tabaco húmedo (dip y snus), el tabaco de polvo (snuf) y los productos solubles. Puede ser aspirado, masticado o colocado entre los dientes y las encías. El tabaco sin humo contiene por lo menos 28 sustancias químicas que pueden causar cáncer.13
  • Las pipas hookah se utilizan para fumar shisha, un tabaco con sabor que frecuentemente se mezcla con melaza, miel y fruta. El uso de la shisha se relaciona con cáncer del pulmón, boca y estómago. Fumar shisha por 45 a 60 minutos produce la misma cantidad de humo que fumar 100 cigarros.14
  • Los cigarros mentolados pueden ser más adictivos y difíciles de dejar que los cigarros sin mentol.2 El mentol enmascara el mal sabor del tabaco y hace que los cigarros sean muy atractivos para fumadores principiantes.1

Esto es los que los padres de familia pueden hacer para proteger a sus hijos:

  • Habla con tus hijos acerca de los peligros de fumar a una edad temprana. Comparte con ellos si algún miembro de la familia ha muerto o está enfermo debido a su uso del tabaco. Diles cómo se utilizan los sabores para hacer que el tabaco tenga un mal sabor y hacer que las personas lo quieran probar. Los sabores y el mentol no hacen que el tabaco sea más seguro.
  • Haz tu hogar un lugar libre de tabaco y no uses tabaco en frente de tus hijos.
  • ¡Hazte escuchar! Habla de cómo los sabores tientan a los niños a querer usar los productos del tabaco y de cómo los cigarros mentolados son más adictivos que los cigarros sin sabores. Escribe una carta al periódico, un editorial, un blog o utiliza Facebook y otras redes sociales para decirle lo que piensas a los demás.
  • Sigue aprendiendo y enseñándole a los demás acerca de las políticas que hacen más difícil comprar los cigarros mentolados y otros productos de tabaco con sabores.
  • Obtén ayuda para dejar de fumar. Llama al 1-800-45-NO FUME (1-800-456-6386) para recibir ayuda para que tú, un familiar o un amigo dejen de fumar.

Visita www.AdiccionAlSabor.org para aprender más acerca de los productos del tabaco con sabores.

Compartir este Artículo