LOS CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS – UNA PUERTA A LA ADICCIÓN

La industria del tabaco está promoviendo los cigarrillos electrónicos para enganchar a su próxima generación de fumadores, engañando a la gente al decir que los vapeadores, tales como los cigarrillos electrónicos, son inofensivos. Esto simplemente no es verdad. Los cigarrillos electrónicos contienen químicos tóxicos que conllevan riesgos a la salud que recién comenzamos a comprender. Por ejemplo, la American Heart Association publicó recientemente una investigación que demuestra que los químicos que se encuentran en el líquido para los cigarrillos electrónicos podrían dañar la capacidad del corazón para bombear.1 Un estudio realizado en Harvard mostró que el diacetilo, un químico que se encuentra en una gran cantidad de líquidos para cigarrillos electrónicos, se asocia con la peligrosa enfermedad respiratoria conocida como “pulmón de palomitas de maíz”.2 

Pero los riesgos para la salud de los cigarrillos electrónicos sólo son una parte de la historia. La investigación está descubriendo que los cigarrillos electrónicos tienen un efecto de “puerta de entrada” en la juventud: los jóvenes que usan cigarrillos electrónicos tienen tres veces más probabilidades de usar cigarrillos tradicionales un año después.3

Nada de esto nos debería de sorprender porque sale directamente del manual de jugadas de la Industria del Tabaco – enganchar a los niños cuanto antes para tener clientes de por vida – que incluso ha sido demandada por ello y ha perdido. Así es que lo más probable es que éste haya sido el plan de la industria del tabaco desde el principio – enganchar a la gente joven mediante productos con miles de sabores atractivos que “parecen” inofensivos, pero que enmascaran su verdadero peligro. Y está funcionando – más y más jóvenes que de lo contrario no usarían un producto de tabaco, están usando cigarrillos 4 – que es el tipo de tabaco utilizado más comúnmente entre los estudiantes de bachillerato.5 

No te dejes engañar – la única meta de la industria del tabaco es hacer adicta a la mayor cantidad de gente posible a un producto letal. Visita www.adiccionalsabor.org para conocer más.

 

Compartir este Artículo