Convierta Su Propiedad A Una Libre De Humo

24 de abril 2020

Los propietarios o administradores de propiedades pueden ayudar a sus inquilinos durante el virus Covid-19. Las tensiones aumentan a medida que personas pierden sus empleos y la capacidad de pagar la renta. Al mismo tiempo, los inquilinos pueden ser expuestos a más humo de segunda mano de sus vecinos mientras están en casa por la Orden Estatal de Quedarse en Casa. Y pueden preocuparse por pedir ayuda o asistencia. Pero los propietarios y los administradores de propiedades pueden cuidar a sus inquilinos y proteger su propiedad al apoyar una política libre de humo.

Una simple acción que los propietarios pueden tomar es apoyar a sus inquilinos para que hagan decisiones saludables, incluyendo mantenerse sin fumar o vapear ninguna forma de tabaco. Comparta recursos para dejar de fumar en un boletín informativo o en un volante. Usted puede encontrar recursos gratuitos para dejar de fumar y vapear que puede compartir en la Línea De Ayuda Para Fumadores De California. Además, la conversión a una propiedad libre de tabaco puede ahorrarle dinero (calculadora en Ingles).

El Humo De Segunda Mano Y Su Propiedad
La ley de California estipula que los propietarios y dueños de unidades de vivienda residenciales tienen derecho a prohibir fumar en la propiedad, en la unidad y en el sitio en donde se ubica tal unidad (Código Civil §§ 1947.5) (en inglés). Tú puedes trabajar con tu programa local de control de tabaco para crear e implementar una política de vivienda libre de humo para tu propiedad o ciudad que incluya un lenguaje para hacer que la propiedad sea completamente libre de humo.

Aquí hay pasos adicionales que puede seguir para comenzar su trabajo hacia una propiedad libre de humo:

  1. Habla con los inquilinos que fuman. Diles cómo el hecho de que fumen afecta a los otros residentes. Pregúntales si estarían dispuestos a fumar a distancia o en una ubicación alejada de las áreas comunes y de los hogares de sus vecinos.
  2. Revisa el contrato de arrendamiento o renta. ¿Contiene información acerca de fumar? De no ser así, ¿menciona ruido u otros comportamientos molestos (fumar puede clasificarse como un comportamiento “molesto” en ciertas situaciones)? De no ser así, puedes crear un borrador para un nuevo acuerdo que incluya el lenguaje adecuado para la implementación de una política libre de humo.
  3. Investiga las ordenanzas de tu ciudad. Averigua si tu ciudad ya tiene leyes en contra de comportamientos molestos u ordenanzas para la vivienda libre de humo. De ser así, puedes trabajar con el departamento correspondiente para asegurarte de su cumplimiento. De no ser así, puedes colaborar con organizaciones comunitarias, tales como tu programa local de control de tabaco, para lograr una política de vivienda libre de humo en tu comunidad.
  4. Comunícate con tu programa local de control de tabaco. El programa local de control de tabaco de tu condado puede ayudarte proporcionando materiales educativos, apoyo técnico y asistencia para el manejo de tu situación en particular.
  5. Comunícate con tu concejal local o con el representante de la junta de supervisores. Identifica a tu representante local y haz una cita para plantear tu situación. Proporciona detalles acerca de la situación junto con materiales educativos sobre los beneficios para la comunidad de adoptar una política de vivienda libre de humo.

DESCARGUE materiales educativos gratuitos relacionados con la adopción de una política de vivienda libre de humo.

Más artículos sobre humo de segunda mano:

Más artículos sobre COVID-19: