Lo Que Necesitas Saber Sobre el Humo de Segunda Mano de Tabaco, Marihuana y Vape

California tiene un problema de salud pública crítico y creciente: su humo de segunda mano.

Esto podría parecer sorprendente, pero hoy en día, fumar ya no sólo se limita a los cigarrillos. El vape tóxico de segunda mano, proveniente de los cigarrillos electrónicos y los dispositivos para vapear, así como el humo de segunda mano de los puros delgados, la hookah y la marihuana, todos producen sustancias químicas dañinas. Debido al aumento en el uso de estos productos, actualmente hay más exposición de segunda mano a los productos del tabaco en nuestro alrededor que hace apenas tres años en California.

Desde el 2016, el número de adultos de California que reportó exposición al humo de tabaco, vape y humo de marihuana aumentó, con uno de los mayores saltos observados en los cigarrillos electrónicos y la marihuana.1 El número de adultos que reportó haber sido expuesto al vape de segunda mano creció en casi 70% entre 2016 a 2018, y el número de adultos que reportó haber sido expuesto al humo de segunda mano de la marihuana casi se duplicó.1 La exposición al humo del tabaco sigue siendo una preocupación; a pesar de que sólo uno de cada 10 californianos fuma cigarrillos, uno de cada dos está expuesto al humo de segunda mano.12

Desafortunadamente, no sólo los adultos están expuestos. La exposición al humo de segunda mano también es una preocupación considerable para la juventud, con aproximadamente 30% de los estudiantes de nivel preparatoria/”high school” de California reportando exposición al humo de tabaco, vape o humo de marihuana al encontrarse en una habitación o un automóvil.3 Eso equivale a alrededor de uno de cada tres adolescentes siendo expuestos a algo que es potencialmente peligroso para su salud.

Estos números son alarmantes, ya que el Cirujano General de los Estados Unidos ha dicho que no hay ningún nivel de exposición al humo de segunda mano que sea seguro.4 Todo el humo de segunda mano es dañino, sin importar de dónde venga o lo que se esté fumando. Para ayudar a los californianos a protegerse a sí mismos y a sus familias, a continuación se proporciona información acerca de los daños ocasionados por las tres fuentes más comunes de humo o vape de segunda mano: cigarrillos, cigarrillos electrónicos y marihuana.

Humo de Cigarrillos y  Tabaco
Hay casi 70 químicos que causan cancer en el humo de segunda mano de los cigarrillos5 — incluso una exposición breve a estas sustancias tóxicas es peligrosa. El humo de segunda mano de los cigarrillos y otros productos de tabaco que se queman (por ejemplo: los puros, los puros delgados y la hookah) es muy dañino.

Es un hecho que el humo de segunda mano de los cigarrillos se clasifica como un “contaminante medioambiental tóxico”,6 que mata a decenas de miles de americanos cada año.7 Es particularmente peligroso para los niños, las mujeres embarazadas, las personas mayores y quienes padecen de enfermedades crónicas. Los riesgos para la salud de los niños incluyen:

  • Bajo peso al nacer y problemas pulmonares en los infantes
  • Infecciones agudas de las vías respiratorias (bronquitis y neumonía)
  • Infecciones del oído medio
  • Síntomas o problemas respiratorios crónicos
  • Asma en niños que no han presentado ningún síntoma con anterioridad
  • Síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL o SIDS, por sus siglas en inglés)4

Cigarrillos Electrónicos y Dispositivos para Vapear – Vapor de Segunda Mano 

El uso de los cigarrillos electrónicos y los dispositivos para vapear va en aumento.8 A pesar de la manera en que las industrias del tabaco y el vapeo presentan estos productos, no emiten un vapor de agua inocuo, sino un aerosol tóxico o lo que se conoce como vape de segunda mano. La mayoría del vape de segunda mano es mezcla de nicotina, partículas minúsculas de metales,9,10 y contiene al menos10 sustancias identificadas por la lista de químicos que causan cáncer, defectos congénitos y otros daños al sistema reproductivo de la Propuesta 65 del Estado de California.10,11 De manera similar al humo del cigarrillo, el vape de segunda mano produce partículas ultrafinas que se alojan en lo profundo de los pulmones al ser inhaladas por las personas que lo usan o los que se encuentran en su proximidad.12,13

El vape de segunda mano puede contener:

  • Nicotina, una neutoxina
  • Partículas finas y ultrafinas que se pueden inhalar hasta lo profundo de los pulmones
  • Saborizantes tales como el diacetilo, un químico relacionado con una enfermedad grave del pulmón
  • Compuestos orgánicos volátiles, tales como la bencina, que se encuentra en los gases del escape de los automóviles
  • Metales pesados, tales como el níquel, el estaño y el plomo12

Marihuana
Con la legalización de la marihuana en el 2016, una mayor cantidad de californianos está siendo expuesto a otro tipo de humo de segunda mano peligroso. Investigaciones científicas recientes sugieren que el humo de segunda mano de la marihuana puede endurecer y estrechar las arterias, lo cual puede resultar en ataques cardiacos.14 Tambien contienen cantidades significativamente más elevadas de algunas sustancias químicas tóxicas como el amoniaco y más del doble de la cantidad de cianuro de hidrógeno.15

Investigaciones adicionales se están llevando a cabo acerca de la marihuana y sus potenciales beneficios y daños a la salud. Sin embargo, es un hecho que el humo de segunda mano de la marihuana es dañino para las personas que lo respiran y están a su alrededor.

Lo Que Tú Puedes Hacer

Aunque muchos californianos han adoptado reglas libres de tabaco y humo en sus hogares, automóviles o espacios personales, el humo y el aerosol de segunda mano siguen afectando a las personas de otras maneras. El humo tóxico de segunda mano puede entrar en espacios cerrados como sistemas de ventilación, grietas en las paredes, pisos, cañería16 y ventanas abiertas.

Pero tenemos que mantenernos alertas en todas partes, no sólo dentro de nuestros hogares o automóviles. Los californianos están en riesgo de exposición al humo y el aerosol de segunda mano en los espacios públicos, parques, banquetas o aceras y restaurantes en exteriores que no tienen o no hacen cumplir una política de no fumar.1717 Es un hecho que el lugar más común en el que la gente reportó estar expuesta al humo o aerosol de segunda mano es ¡simplemente en las banquetas o aceras!17

 

Tú te puedes proteger del humo y el aerosol tóxico de segunda mano. Comunícate con tu departamento de salud local si deseas obtener ayuda o información adicional. Y si padeces de una condición médica que ha sido agravada por el humo de segunda mano que se cuela a tu hogar, hay legislación federal y estatal en materia de discapacidad que podría ayudarte a solucionar el problema (visita ChangeLab Solutions, en inglés, para obtener recursos gratuitos). Dependiendo de tu tipo de discapacidad, se le podría requerir a los propietarios implementar cambios para reducir tu exposición.

Compartir este Artículo