Quienes Somos

El Programa de Control de Tabaco de California

HISTORIA

Desde 1989, el Programa de Control de Tabaco de California (CTCP, por sus siglas en inglés), un programa del Departamento de Salud Pública de California (CDPH, por sus siglas en inglés), ha liderado la lucha por evitar que el tabaco llegue a manos de los jóvenes, ayudar a los consumidores de tabaco a dejar de fumar y garantizar que todos los californianos puedan vivir, trabajar, divertirse y aprender en ambientes libres de tabaco.

Los votantes del estado de California aprobaron dos importantes leyes en materia de impuestos que han ayudado a determinar el futuro del control del tabaco en California.

  • Noviembre de 1988, la Ley de protección de la salud e impuestos sobre el tabaco (Propuesta 99): agregó un impuesto de 25 centavos a cada cajetilla de cigarros.
  • Noviembre de 2016, la Ley de impuestos sobre el tabaco para prevención, investigación y salud (Propuesta 56): aumentó el impuesto estatal sobre el tabaco en $2 por cajetilla y en un monto equivalente para los cigarrillos electrónicos y otros productos del tabaco

Una porción de lo recaudado por estas iniciativas proporciona financiamiento para el Programa de Control de Tabaco de California, que es el programa de control de tabaco más antiguo y más completo de todo el país.

¿QUÉ HACE CTCP?

Nuestra misión es mejorar la salud de todos los californianos al reducir las enfermedades y las muertes prematuras a consecuencia del uso de los productos del tabaco. Trabajando con organizaciones locales a través del estado, luchamos por crear entornos libres de humo, contrarrestar las prácticas agresivas de comercialización de la industria del tabaco, prevenir las ventas ilegales dirigidas hacia los jóvenes y ayudar a las personas a dejar de fumar; todo ello, como parte de una estrategia más amplia para modificar las normas sociales acerca del uso del tabaco y salvar vidas. Algunos ejemplos de estos esfuerzos incluyen:

  • Lanzar campañas publicitarias y educativas llamativas para luchar en contra de los cigarrillos electrónicos, que son altamente adictivos y muy populares entre la juventud y los adultos jóvenes.
  • Fomentar experiencias libres del humo de tabaco en los ambientes exteriores de los restaurantes.
  • Mantener las playas, los parques y las áreas recreativas locales libres de humo de cigarro y de colillas tóxicas y no biodegradables.
  • Proteger a las personas que viven en conjuntos habitacionales del humo de segunda y tercera mano.
  • Defender a los jóvenes, a los miembros de la comunidad LGBT, a las personas de bajos ingresos y a las personas de color de las tácticas de comercialización predatorias de la industria del tabaco.
  • Ayudar a las personas a dejar atrás su adicción al tabaco.

LOGROS

Desde que el programa comenzó en 1989, California ha llevado la delantera en transformar permanentemente la percepción del público acerca del uso del tabaco y de la mercadotecnia empleada por la industria del tabaco.

Los resultados están a la vista a lo largo y a lo ancho del estado de California:

  • 90 porciento de los adultos californianos no fuman cigarros.1
  • La tasa de jóvenes que fuman es una de las más bajas del país.2
  • La tasa de incidencia de cáncer de pulmón en California es menor que en el resto del país y la brecha se está acrecentando en casi un punto porcentual cada año.3

¿QUÉ SIGUE?

Aunque CTCP ha logrado avances importantes, el consumo de tabaco continúa haciendo estragos en las familias californianas.

  • El tabaco sigue siendo la causa principal de enfermedad, discapacidad y muerte prematura.4
  • Aproximadamente cuatro millones de adultos en California continúan usando un producto del tabaco; esto es más que la población de 23 estados.5,6
  • Con sabores a caramelo y publicidad sin restricciones, los cigarrillos electrónicos se han convertido actualmente en el producto del tabaco utilizado más comúnmente entre los adolescentes.6 Por lo general, los cigarrillos electrónicos contienen nicotina que causa adicción, puede dañar el desarrollo cerebral y podría ser una puerta de acceso a otras adicciones.7
  • Millones de californianos permanecen en riesgo de exposición al humo de segunda mano de los cigarros, los cigarrillos electrónicos, los dispositivos para vapear (aerosol) y la marihuana.6
  • Las compañías de tabaco gastan casi $1 millón por hora para comercializar sus productos adictivos y mortales.8

Únete a nosotros en la lucha contra el tabaco y aprende cómo involucrarte.

Por favor, comunícate con nosotros con cualquier pregunta o comentario.