Rompiendo los Mitos de los Cigarrillos Electrónicos

Hay mucha información errónea acerca de los cigarrillos electrónicos, ‘Juulear’ y vapear. Aquí está lo que necesitas saber acerca de estos productos dañinos.

  1. No están regulados. Todavía no se les requiere a los fabricantesde los cigarrillos electrónicos dar a conocer los químicos que contienen sus productos, dónde se fabrican, cómo se fabrican o los riesgos potenciales que representan.1
  2. No son seguros ni inofensivos. Los cigarrillos electrónicos contienen químicos dañinos, incluyendo algunas de las mismas sustancias tóxicas que se encuentran en los cigarros regulares, tales como: nicotina, formaldehído y plomo.2 3 Si bien esos químicos tóxicos podrían estar presentes en niveles menores que en los cigarros regulares, siguen siendo dañinos y pueden causar cáncer, defectos congénitos u otros problemas de salud.4
  3. No son “sólo vapor de agua”. Quienes usan cigarrillos electrónicos no están inhalando o exhalando vapor de agua. Los cigarrillos electrónicos producen un aerosol que contamina el aire.5 El aerosol es una mezcla de nicotina, partículas ultrafinas de metales y algunas de las mismas sustancias tóxicas que se encuentran en el humo de segunda mano.2 6
  4. Son adictivos. Por lo general, los cigarrillos electrónicos contienen nicotina, que es altamente adictiva. Los niveles de nicotina varían significativamente de producto a producto, pero los dispositivos más populares entre los adolescentes y los adultos jóvenes parecen memorias USB y líquido saborizante para el agua. Un pod de Juul puede contener tanta nicotina como una cajetilla de cigarros o 200 inhalaciones.7 Muchos fumadores de cigarros prueban los cigarrillos electrónicos porque creen que son una alternativa más segura o que les ayudarán a dejar de fumar, pero la investigación muestra que los cigarrillos electrónicos no ayudan a las personas a dejar de fumar.8 En cambio, los fumadores acaban usando ambos productos, lo cual incrementa su riesgo de desarrollar enfermedades crónicas.9
  5. Están atrayendo a los niños. Con más de 15,500 sabores,10 una gran variedad de empaques coloridos, atractivo tecnológico y publicidad sugestiva, los cigarrillos electrónicos son muy llamativos para los niños y los adolescentes. Los cigarrillos electrónicos y sus líquidos vienen en una amplia variedad de sabores de dulces y frutas, como cereza, algodón de azúcar y chocolate con menta. Los números no mienten. En sólo un año, entre el 2017 y el 2018, ha habido un incremento del 78% en el uso de cigarrillos electrónicos entre los estudiantes de preparatoria (high school), con más de dos terceras partes de los usuarios de cigarrillos electrónicos de esta edad  eligiendo, específicamente, cigarrillos electrónicos con sabores.11

Sigue estos pasos para protegerte a ti mismo y a tus seres queridos.

  1. Llama al 1-800-45-NO FUME (1-800-456-6386) para obtener consejos gratuitos para romper con tu adicción a la nicotina.
  2. Llama al centro de asistencia toxicológica (1-800-222-1222) si crees que tu hijo ha ingerido un producto de cigarrillos electrónicos.
  3. Pídele a los demás que no usen cigarrillos electrónicos cuando estén cerca de ti.
  4. Asegúrate de que tu empleador esté haciendo cumplir la ley que prohíbe el uso de cigarrillos electrónicos en los lugares de trabajo.
  5. No permitas que se usen los cigarrillos electrónicos en tu hogar o tu automóvil.
  6. Para saber más acerca de cómo los sabores están enganchando a los niños, visita: AdiccionAlSabor.org.

Compartir este Artículo