Protege a Tu Familia de los Cigarrillos Electrónicos

La industria del tabaco ha cambiado – en la medida en que más y más personas han dejado de usar cigarros, la industria respondió con productos nuevos: los cigarrillos electrónicos. Se comercializan como una alternativa más segura y más saludable a los cigarros tradicionales, pero no lo son-más y más investigaciones muestran el daño que estos productos ocasionan. A continuación, encontrarás información para protegerte a ti mismo y a tus seres queridos.

¿Qué son los cigarrillos electrónicos? 

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos que emplean una batería para calentar una solución de nicotina líquida (“e-líquidos”). El e-líquido que se ha calentado crea un aerosol que se respira en los pulmones. Vienen en todo tipo de formas y tamaños y tienen muchos nombres como ‘e-cigs’, plumas hookah, vapeos, plumas para vapear o ‘mods’. Algunos sólo se pueden usar una vez, mientras que otros se pueden rellenar. Otros tienen un tanque que puede almacenar grandes cantidades de e-líquido que contiene nicotina, saborizantes y otras sustancias químicas. Los cigarrillos electrónicos también se pueden usar para fumar otras sustancias como marihuana y aceite de hachís. Muchos de ellos no se parecen a los cigarrillos tradicionales, como el JUUL que fue diseñado para asemejarse a una memoria USB.

¿Por qué son peligrosos?

Los cigarrillos electrónicos contienen nicotina y sustancias químicas que pueden causar cáncer, defectos congénitos y otros problemas de salud.1

Los e-líquidos son peligrosos en sí mismos. Sus sabores dulces y afrutados son atractivos para los niños que pueden probar o beber los e-líquidos, los cuales son venenosos si se tragan y dañinos si el líquido le cae a la piel o en los ojos.2

¿No son más seguros que los cigarros de tabaco?

Los cigarrillos electrónicos contienen sustancias químicas dañinas. Los cigarrillos electrónicos producen un aerosol que no es vapor de agua, sino una mezcla de químicos y partículas finas que pueden dañar los pulmones tal como lo hace el humo del cigarro.3 4 Actualmente, no se han realizado suficientes investigaciones acerca de los cigarrillos electrónicos para comprobar que sean una alternativa más segura a los cigarros.

Los cigarrillos electrónicos son tan adictivos como los cigarros regulares.5

¿Los cigarrillos electrónicos ayudan a los fumadores a dejar de fumar?

Los estudios han demostrado que los cigarrillos electrónicos no ayudan a las personas a dejar de fumar cigarros.6 7 Más bien, muchas personas acaban usando los dos productos.8 Los medicamentos de venta libre y de prescripción están disponibles y son muy efectivos para ayudar a las personas a dejar de fumar. Adicionalmente, la Línea de Ayuda para Fumadores de California proporciona asesoramiento de apoyo gratuito en seis idiomas llamando al 1-800-45-NO FUME (1-800-456-6386) y en www.nofume.org.

¿Son seguros para usar en interiores?

Los cigarrillos electrónicos contaminan el aire con partículas pequeñísimas que se atrapan en los pulmones. Al igual que con los cigarros regulares, el vapor de segunda mano de los cigarrillos electrónicos puede hacerle daño a los demás.3 4

¿Cómo protejo a mi familia y a mis amigos?

  • La nicotina es veneno. Nunca dejes los cigarrillos electrónicos o e-líquidos al alcance de los niños. Llama al Sistema de Control de Intoxicaciones y Envenenamientos de California (California Poison Control System) al 1-800-222-1222 de inmediato si se ha ingerido cualquier e-líquido o si éste cae en la piel o en los ojos.
  • Nunca permitas el uso de los cigarrillos electrónicos dentro de tu casa. El vapor de segunda mano contamina el aire y es dañino para ti y para tu familia.
  • Las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, los niños y los adolescentes, nunca deben usar cigarrillos electrónicos ni estar expuestos al aerosol debido al daño que la nicotina puede hacer al desarrollo cerebral.
  • Apoya las políticas que no permiten el uso de cigarrillos electrónicos en interiores y en donde hay niños presentes.
  • Si tú usas cigarrillos electrónicos u otros productos del tabaco llama al 1-800-45-NO FUME (1-800-456-6386) para obtener ayuda para dejar de fumar.
  • Lee más en: Rompiendo con los Mitos de los Cigarrillos Electrónicos.

Compartir este Artículo