Nuevas leyes de control de tabaco vigentes a partir del 9 de junio de 2016

El 9 de junio de 2016 es un día muy importante para los 26 años de lucha de California contra la adicción, las enfermedades y las muertes provocadas por el tabaco, gracias a la entrada en vigencia de las nuevas leyes de control de tabaco. Queda claro que California prioriza la salud, especialmente la de nuestros jóvenes y la de las generaciones futuras, por sobre las ganancias generadas por estos productos adictivos y dañinos.

El gobernador Brown transformó en ley cinco importantes proyectos para el control de tabaco. Ellos son:

SB 5 X2 (Leno): añade a los cigarrillos electrónicos a la definición de productos existentes con tabaco.

SB 7 X2 (Hernandez): aumenta la edad para la venta de productos con tabaco de 18 a 21 años.

AB 7 X2 (Stone): elimina las lagunas legales de la ley estatal de ámbitos de trabajo libres de humo.

AB 9 X2 (Thurmond): exige que todas las escuelas estén libres de tabaco.

AB 11 X2 (Nazarian): aumenta las tarifas de las licencias en los negocios de tabaco.

La esperanza de California para lograr generaciones futuras más saludables está representada en dos nuevas leyes en particular. La edad mínima para la venta de tabaco aumenta de 18 a 21 años y, por primera vez, los cigarrillos electrónicos se añaden a la definición existente de productos con tabaco.

Las aproximadamente 35,000 tiendas  que ofrecen productos de tabaco en California, incluidas las tiendas de vapeo, deben cumplir la nueva ley de tabaco de edad mínima de venta de 21 años y garantizar que venden productos con tabaco, incluidos los cigarrillos electrónicos, solo a personas de 21 años o más. Es una medida con un potencial para salvar vidas en nuestro estado, donde casi 40,000 personas aún mueren por enfermedades relacionadas con el tabaco. Cada año que se logra retrasar que una persona joven se haga adicta a la nicotina, mayor es la probabilidad de que dicho individuo jamás comience esta adicción mortal.

Durante muchos años, la medicina pensó que el cerebro se encontraba totalmente desarrollado hacia fines de la adolescencia, aproximadamente a los 18 o 19 años. En la actualidad, sabemos que no es así. El cerebro continúa desarrollándose hasta que las personas alcanzan la mitad de su tercera década de vida (aproximadamente a los 25). La nicotina es una neurotoxina que puede dañar de manera permanente el cerebro en desarrollo. Existen estudios que demuestran que la exposición a la nicotina afecta la parte del cerebro responsable de la toma de decisiones y el control de los impulsos. En consecuencia, esto podría resultar en una mayor toma de riesgos, problemas de atención, y se asocia con el desarrollo de problemas mentales, como depresión y trastorno de angustia. Lamentablemente, la nicotina puede lograr “entrenar” al cerebro para que tenga ansias de otras sustancias adictivas, lo que aumenta la vulnerabilidad ante otras adicciones durante la edad adulta.

Como parte de la nueva ley que define a los cigarrillos electrónicos como productos con tabaco, todas las leyes que se aplican a los cigarrillos ahora también se aplican a los cigarrillos electrónicos. El marketing agresivo de los cigarrillos electrónicos que se observa desde 2013 y los diferentes tipos de aparatos, dispositivos y los más de 7,000 sabores están poniendo en peligro la salud de los jóvenes. El aumento repentino del uso de cigarrillos electrónicos en adolescentes y adultos jóvenes no es casual. Estos productos incentivan la adicción a la nicotina.

Compartir este Artículo